Trabajar o estudiar desde casa se transformó en una realidad permanente desde hace poco más de un año. Para tener una mejor calidad de vida y también poder aumentar tus niveles de productividad, es recomendable generar un espacio que sea adecuado y se adapte a lo que necesitas. Para lograr todo esto, es importante mantener todo organizado. Por eso, te mostramos 4 tips claves para mantener el orden en tu espacio de trabajo o estudio.

1- Escritorio, el elemento fundamental

El primer paso para poder mantener ordenado tu espacio de trabajo o estudio es definir los muebles. Además de tener un escritorio, podés optar por agregar otros elementos que te sean funcionales a la hora de permanecer en el lugar. Carpetas, auriculares, lapiceros, etc. Si el escritorio, además, cuenta con cajones te brindará la posibilidad de esconder tu pc una vez que termine la jornada.

También, las repisas te ayudarán. Su funcionalidad de ocupar poco espacio te permitirá tener todo en un solo lugar, a la vista y al alcance de tu mano en el caso de que necesites algo que se encuentre en ese lugar. Además, podrás utilizarlo como elemento para decorar.

2- Espacio para guardar papeles o archivos

Mantener organizados los papeles o archivos que utilizas día a día es necesario. Para ordenar este aspecto de tu lugar de trabajo o estudio si no contas con espacio suficiente, podés usar cajas, cajones, carpetas u otro tipo de elementos que sean funcionales. Una vez definido esto, es importante describir que contienen cada cosa con diferentes colores para identificarlos fácilmente al momento de necesitar algo que esté archivado ahí.

Utilizar este tipo de organización, permite poner tus papeles más requeridos en un cajón, una repisa, o en un rincón de tu escritorio sin ocupar mucho espacio y manteniendo todo al alcance de la mano.

3- Tener la pared como aliada

La pared siempre es un aliado a la hora de armar un escritorio. Utilizarla con una pizarra, rejilla para colgar cosas o un panel de corcho te servirá para tener todos los elementos a la vista y evitar que se amontonen sobre tu escritorio. Además, esto te permite utilizar clips o papeles de colores y hacer más decorativa la pared.

También, podés utilizarlas para tener un calendario semanal en el que puedas planificar tus semanas laborales con reuniones y tareas pendientes.

4- Estilo y toque personal

Para darle calidez a ese espacio y sentirte a gusto con él, es importante que le agregues características que te hagan sentir confortable. Podés agregarle fotos, adornos, recuerdos de viajes o plantas para darle un poco más de color y vida. Todo esto será una buena forma de mantenerte motivado a la hora de estar sentado en ese lugar.

Poné en práctica estos tips y empezá a trabajar o estudiar desde tu casa en un lugar más organizado. ¿Te animás?

MARTIN TANGHERLINI
MARTIN TANGHERLINI

El autor

Deja tu comentario...
Comparte aquí: